MI PEQUEÑO
TESTAMENTO

¿Enterrado o incinerado? ¿En una tumba o en el mar? Stabat mater, ¿Brel o Bowie?

Mi Pequeño Testamento no es un testamento oficial, pero es una oportunidad para expresar tus deseos, sin tabús y a cualquier edad.

Si ya tienes una decisión sobre el tema, puedes decirlo ahora. Si aún no estas convencido, igual puedes expresarlo, así los que se quedan no se harán preguntas inútiles!

Crear mi Pequeño Testamento
Decir si uno prefiere ser incinerado o enterrado, elegir su última morada, añadir otros testamentos y compartir esto con unas pocas personas en las que se pueda confiar; eso es lo que hace posible Mi Pequeño Testamento.

¿por qué hacer un Pequeño Testamento?

Crea una cuenta

Crea una cuenta

Crea una cuenta ahora y puedes modificar tu fichero en el transcurso de tu vida.

Contrariamente a tu epitafio, tus deseos no están grabados en el mármol

Completa tu fichero

Completa tu fichero

Puedes indicar todo lo que es importante para ti: el lugar donde quieres descansar, la ceremonia que más se asemeja a ti, la foto de tu obituario y las pequeñas cosas para dar, etc.

Por el contrario, guarda tus secretos y legado de valor para tu notario.

Comparto mis deseos

Comparto mis deseos

Comparte tu fichero con ciertas personas cercanas a ti: Ellos tendrán acceso inmediato a tus deseos, lo que permitirá informarlos y así evitar cualquier malentendido.

También puedes elegir publicar todo o una parte de tu fichero en el sitio.

M.
Cindy M.
21 años
D.
Juan D.
40 años
T.
Carmen T.
51 años
D.
Eva D.
36 años
U.
Ines U.
73 años
B.
Hassan B.
36 años
B.
Pablo B.
39 años
G.
Julia G.
34 años
Imaginado, diseñado y mantenido con buen humor y preocupación por sus datos personales